¿Diferencias entre depilación con láser y con luz pulsada?

Muchos llaman tratamientos láser tanto a la depilación láser como a la depilación con luz pulsada o IPL, sin embargo, estos tienen características distintas. Si bien su funcionamiento es similar en apariencia, difieren en cuanto a su uso y aplicación pues se deben tomar en cuenta varios factores.

¿Diferencias entre depilación con láser y con luz pulsada?

La principal diferencia que existe entre estos dos tratamientos en cuanto a la técnica de aplicación reside en el cómo se aplica la luz.

Por un lado, tenemos a la luz monocromática utilizada en la depilación láser. Y es que esta luz de un solo color es fácilmente absorbida por la melanina del vello. Las partículas de luz viajan en la misma dirección y longitud de onda que los vellos, es decir, el láser es más preciso y puntual.

En cambio, los tratamientos de luz pulsada (IPL) se realizan con luz policromática, es decir, el haz de luz viaja en múltiples direcciones y distintas longitudes de onda.

Por lo tanto, este aparato puede ser utilizado para tratar diferentes tipos de vello.

¿Cómo funciona el aparato láser?

La depilación láser aplica un haz de luz a un reducido grupo de folículos pilosos. Esta energía aplicada es dirigida a la melanina del vello, gracias a esta llega hasta la raíz del mismo y la destruye.

Claro que este procedimiento no daña la piel, por lo que es llamado foto termólisis selectiva.

¿Cómo funciona la IPL?

Aunque el funcionamiento de la IPL no difiere mucho del láser, si existen diferencias. En este caso, la luz emitida se aplica utilizando pulsos de luz en vez de un haz continuado.

Este mecanismo de luz hace que aumente la temperatura de las zonas con una mayor cantidad de melanina, es decir, los vellos se queman hasta la raíz.

Este sistema de Liz puede ser adaptado tanto para vellos rubios como para vellos oscuros, sin embargo, es más efectivo en estos últimos.

¿Láser o luz pulsada?

Todos queremos saber la respuesta a esta pregunta, sin embargo, tenemos que estar conscientes de que todo va a depender del tipo de vello y piel de la persona y de sus necesidades.

Aunque el láser suele ser un tratamiento más efectivo en piel clara con vellos oscuros, este también es más costoso. Por otro lado, el IPL es un tratamiento más lento, por lo que usualmente necesita más sesiones.

Sin embargo, entre sus ventajas se encuentra la facilidad que tiene de adaptarse a una mayor variedad de tipos de vello y piel.

Así que, no importa si decides utilizar IPL o depilación láser, no olvides consultar un especialista en la materia en tu centro de depilación de confianza que te asesore según tu tipo de vello y de piel.

depilacion

Writen by maria